Yo me amo

Nos resulta chocante oír que alguien se ama, pues tendemos a considerarlo un egocéntrico, incapaz de amar a nadie más. Sin embargo, toda relación saludable parte de un sano amor propio, donde mi autoimagen, mi autoestima y mi yo ideal están equilibrados. ¿Cómo está tu relación con tu propio yo?

Decisiones, cada día

La vida significa tomar decisiones. Si sentimos que no somos totalmente libres en esas decisiones, nos sentimos impotentes. El secreto es entender las circunstancias y tratar de ponerlas a nuestro servicio. ¿Cómo manejas tus decisiones?

Ya viene el Niñito

El Adviento es un tiempo que nos prepara a recibir a nuestro Redentor. Esta espera tiene que ver con el conocimiento que nos lleva a amar y a confiar. Lo mismo ocurre en el resto de nuestras relaciones: si no recibimos lo que esperamos, dejamos de tener esperanza. Construyamos la esperanza con el corazón listo, a través del amor.

Tengo derecho a rehacer mi vida, pt.2

Rehacer la vida implica rehacerla con el otro, y entre los dos reconstruir lo que estaba derruido. Con amor y compromiso, por duro que sea lo que hayamos pasado, es posible. Porque esperamos lo que sabemos que está ahí.

Tengo derecho a rehacer mi vida

Cuando nos sentimos quebrados luego de una separación dolorosa, producto de una relación tormentosa, pensamos que tenemos derecho a rehacer nuestra vida. Si entendemos correctamente, rehacer nuestra vida significa reconstruirnos con los pedazos que dejó la crisis, aun con la misma persona o solos.

Mudanzas

Me cambié de casa y en este cambio hemos aprendido valiosas lecciones. Las mudanzas son símbolos del paso de etapas en nuestra vida, donde confluyen pasado, presente y futuro para poder actualizarnos como personas.

Responsabilidad y perfeccionismo

El perfeccionismo, visto como reflejo de una búsqueda obsesiva de perfección, nos lleva a la ansiedad negativa. Mientras tanto, una forma positiva es la responsabilidad, que pretende siempre hacerlo mejor.

Creatividad: la llave maestra

Los dramas vitales nos tiran al suelo, pero podemos transformar eso en un trampolín hacia la eternidad. En este sentido, la cantata BWV 25 de Johann Sebastian Bach es muy interesante, al convertir las pruebas de la vida en un legado para la posteridad a través de la creatividad, la llave que abre todas esas puertas, aparentemente cerradas.