El reguetón tiene la llave de la felicidad

Si te sorprende que un psicólogo hable de reguetón, y encima parezca darle un valor, entra en este artículo. Porque aquí hablo de encontrar la felicidad, del sentido de la vida, a través de cómo fluyes con lo que haces y lo que te pasa. ¿Sientes que no hay respuestas a los problemas en tu vida?

¿Qué quiere Dios de mí?

La Semana Santa es una oportunidad para evaluar nuestro camino. Peregrinación, misión y encuentro son las tres claves para entender nuestra vida de una forma positiva, consistente y con sentido. La ruta se abre frente a nosotros con infinitas posibilidades y una sola meta. ¿Ya encontraste tu camino?

Expectativa vs. Realidad

Siempre nos debatimos entre el ideal y la realidad, también en cuanto a nosotros mismos. Aprender que nunca llegaremos a ese ideal, pero que podemos sentirnos plenos en el camino hacia él, es el secreto de la felicidad. ¿Cuánta distancia hay entre tu yo real y el ideal? Cuéntame.

Tengo derecho a rehacer mi vida

Cuando nos sentimos quebrados luego de una separación dolorosa, producto de una relación tormentosa, pensamos que tenemos derecho a rehacer nuestra vida. Si entendemos correctamente, rehacer nuestra vida significa reconstruirnos con los pedazos que dejó la crisis, aun con la misma persona o solos.

Ser obedientes a la realidad

La obediencia a la realidad nos permite seguir caminando hacia nuestro ideal sin frustrarnos y aprendiendo a intervenir en lo que está en nuestras manos, nada más.

Confrontar con la muerte

Entender la muerte de un ser querido implica entender la finitud del ser humano. Darle sentido significa descubrir el legado de amor que nos deja esa persona, a pesar del vacío y el dolor.

De la excusa al autoengaño

Es frecuente que tengamos que buscar explicaciones a nuestros errores, e incluso lleguemos a creer que esas explicaciones son ciertas para evitar el malestar interno que nos produce no actuar como pensamos. Pero hay respuestas sanas a esta disonancia cognitiva.

Idiosincrasia o ideología

Muchas veces dejamos que sean otros quienes nos den las respuestas de la vida. Sumar los conocimientos, opiniones y experiencias de otros a los nuestros nos ayuda a irnos construyendo, siempre que lo hagamos de una manera consciente y racional.

¿Psicología positiva o falta de realismo?, pt.2

¿Es suficiente pensar positivamente para ser feliz? No siempre, porque esto sería perder contacto con la realidad. Se trata de trabajar las tres dimensiones de la felicidad: el placer, el compromiso y el sentido.