Ya viene el Niñito

El Adviento es un tiempo que nos prepara a recibir a nuestro Redentor. Esta espera tiene que ver con el conocimiento que nos lleva a amar y a confiar. Lo mismo ocurre en el resto de nuestras relaciones: si no recibimos lo que esperamos, dejamos de tener esperanza. Construyamos la esperanza con el corazón listo, a través del amor.

La vida es lo que te pasa mientras haces otros planes

Cuando hemos vivido bajo la ilusión de que nuestros planes dependen de los conocimientos, elecciones, familiaridad, competencia o participación que tengamos, llegamos a sentir que no tenemos control de nada ahora que todo es tan incierto. Yo hago planes, y estos se cumplirán siempre y cuando participen de la Voluntad de Dios en mi vida.