Ya viene el Niñito

El Adviento es un tiempo que nos prepara a recibir a nuestro Redentor. Esta espera tiene que ver con el conocimiento que nos lleva a amar y a confiar. Lo mismo ocurre en el resto de nuestras relaciones: si no recibimos lo que esperamos, dejamos de tener esperanza. Construyamos la esperanza con el corazón listo, a través del amor.

Patología de la religión

Más allá de ver a la religión como enfermedad o como cura en sí misma, podemos encontrar personas en las cuales lo religioso es un síntoma. Evaluemos nuestra propia fe (o falta de ella) para construir una relación saludable con lo trascendente.

¿Psicología positiva o falta de realismo?, pt.2

¿Es suficiente pensar positivamente para ser feliz? No siempre, porque esto sería perder contacto con la realidad. Se trata de trabajar las tres dimensiones de la felicidad: el placer, el compromiso y el sentido.

Admitir la debilidad.

No nos gusta admitir nuestra debilidad, así como a veces nos encanta que nos compadezcan. El equilibrio está en la obediencia a la realidad, admitiendo nuestras limitaciones y sosteniéndonos en la comunidad.

El TOC espiritual.

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) está directamente relacionado con el pensamiento mágico, y no es muy distinto en cuestiones del espíritu. El TOC espiritual lleva a creer que el pecado está en todo y en todos, y a basar la fe en los pequeños ritos más o menos místicos que efectúa cada hora de cada día.

Pensamiento mágico vs. Fe

Creer en un Dios que nos va a conceder todos nuestros deseos, y si no, no existe, es porque cuando pedimos somos malos, o pedimos mal o algo malo. Creemos en la magia, y no tenemos fe en Dios porque realmente no lo conocemos.