Expectativa y esperanza

Cuando tenemos expectativas muy altas, alejadas de la realidad, o falsas esperanzas sobre personas que no conocemos bien, nos damos contra el suelo. Por el contrario, podemos juntar expectativas y esperanzas sanas y realistas y construir con ellas nuestra circunstancia y relaciones. ¿Cómo manejas las esperanzas y expectativas?