Ningún esfuerzo sirve para nada

¿Cuántas veces hemos pensado que es inútil intentar nada? ¿Que estamos destinados al fracaso? ¿Que nada de lo que ocurre está bajo nuestro control? Esto se da por lo que llamamos indefensión aprendida. Pero se puede aprender a utilizar nuestras capacidades para darle solución a nuestros problemas.

Escuchar y amar

Muchas veces escuchar y amar, en lugar de ir de la mano, comienzan a confrontarse. Pues no puedo sostener una relación si no sé qué esperamos cada uno del otro. Hay que aprender a escuchar de una manera activa, participando en lo que el otro me quiere comunicar.