Ya viene el Niñito

El Adviento es un tiempo que nos prepara a recibir a nuestro Redentor. Esta espera tiene que ver con el conocimiento que nos lleva a amar y a confiar. Lo mismo ocurre en el resto de nuestras relaciones: si no recibimos lo que esperamos, dejamos de tener esperanza. Construyamos la esperanza con el corazón listo, a través del amor.

Tengo derecho a rehacer mi vida, pt.2

Rehacer la vida implica rehacerla con el otro, y entre los dos reconstruir lo que estaba derruido. Con amor y compromiso, por duro que sea lo que hayamos pasado, es posible. Porque esperamos lo que sabemos que está ahí.

La técnica del sánduche

¿No sabes cómo decirle a una persona lo que te molesta de ella? La técnica del sánduche te puede ayudar a hacerlo y que tu mensaje sea recibido, manteniendo bajas las barreras y los mecanismos de defensa. Aprende cómo.

La voluntad de compromiso, pt.2

¿Cómo mantener el compromiso aun cuando la relación ha resultado herida? El amor todo lo vence, incluso la inconstancia que es consecuencia de haber sido defraudados. La voluntad de compromiso se sostiene por una decisión.

La voluntad de compromiso

De todas las cosas que construyen una relación sólida, estable y saludable, la fundamental es la voluntad de compromiso: querer luchar por el vínculo a pesar de todo. ¿Es posible?

¿Qué es una relación saludable?

¿Sentimos que estamos en una relación tóxica? Aprendemos a relacionarnos en nuestras primeras relaciones, pero siempre podemos sanarlas para hacerlo de mejor manera cada vez. Entendamos qué necesita una relación saludable.

Sentirse víctima o serlo

¿Sientes que tu vida es demasiado dura? Quizá tengas una mentalidad victimista. Nuestra mente aprendió que el llanto nos trae atención y sentirnos miserables nos defiende de las consecuencias de nuestros errores. Pero se puede salir del victimismo.

Ningún esfuerzo sirve para nada

¿Cuántas veces hemos pensado que es inútil intentar nada? ¿Que estamos destinados al fracaso? ¿Que nada de lo que ocurre está bajo nuestro control? Esto se da por lo que llamamos indefensión aprendida. Pero se puede aprender a utilizar nuestras capacidades para darle solución a nuestros problemas.

Escuchar y amar

Muchas veces escuchar y amar, en lugar de ir de la mano, comienzan a confrontarse. Pues no puedo sostener una relación si no sé qué esperamos cada uno del otro. Hay que aprender a escuchar de una manera activa, participando en lo que el otro me quiere comunicar.