Expectativa y esperanza

Cuando tenemos expectativas muy altas, alejadas de la realidad, o falsas esperanzas sobre personas que no conocemos bien, nos damos contra el suelo. Por el contrario, podemos juntar expectativas y esperanzas sanas y realistas y construir con ellas nuestra circunstancia y relaciones. ¿Cómo manejas las esperanzas y expectativas?

No me ames tanto

Solemos decir esta frase cuando alguien nos dice que hace algo que nos duele porque nos ama. Y hay veces en que pueden hacernos mucho daño y que terminemos pensando que en realidad no nos aman. Sin embargo, este es un mecanismo mental que no siempre detectamos, pues son reacciones aprendidas desde la infancia. ¿Te has sentido manipulado por una persona que dice amarte?

Obras son amores

En términos objetivos, el amor se demuestra con obras; en lo subjetivo no siempre sentimos que los hechos demuestren amor. Conviene entender que debemos separar las personas de sus actos para poder amar a las personas de manera incondicional y valorar los actos en tanto son buenos o malos. ¿Amas a las personas o las juzgas por sus actos?

Limón y sal

Analizo esta canción como un homenaje al amor incondicional y a Julieta Venegas. Lo hago desde la ciencia psicológica, mi propia experiencia con el amor y el arte y mi opinión sobre Julieta como persona pública. Una vez más, atendiendo a la necesidad de aceptar al otro como es, con sus virtudes y defectos, y seguir construyendo juntos la relación. ¿Te ha dejado alguna lección Limón y sal?

Rindámonos al amor

Luego de hablar en el artículo anterior sobre que el amor todo lo vence, ahora terminemos de analizar la frase de Virgilio y hablemos del sometimiento al poder del amor. Porque el amor no nos enceguece ante los malos actos del otro, sino que nos permite verlo como un ser en construcción, como nosotros mismos, y buscar lo mejor de la relación cada día. Reflejar el amor de Dios, incondicional, hacia los demás y hacia nosotros mismos, para poder crecer. ¿Amas al otro o al ideal del otro?

El amor todo lo vence

El amor lo vence todo, porque disculpa, cree, espera y soporta al otro. Con heroísmo, refleja el amor del Padre. No aprobando los errores, sino buscando el crecimiento gracias a ellos. ¿Crees que el amor todo lo puede?

Cariño y carreteras

Si hemos vivido en el pasado con vacíos afectivos, podemos conformarnos con una relación que solo nos dè cariño y no nos haga daño. Como cuando comparamos gobiernos que percibimos que no nos dieron nada con el que nos dio carreteras. ¿Te contentas con las sobras?

Mi miedo al error

El miedo nos paraliza, y cuando hemos aprendido a evitar el dolor y huir del fracaso, sumado esto a la inseguridad sobre nuestras capacidades, nos autoboicoteamos y no llegamos a meter el gol. Aprender sobre la realidad exterior e interior, a saber lo que tenemos para ofrecer, nos permite arriesgarnos cuando corresponde. El mayor riesgo es el amor, pero también el mayor premio. ¿Te detiene el miedo al fracaso?

Amor y dependencia (pt.2)

El amor necesita dependencia, pero de una forma ordenada y saludable, una interdependencia. Los estilos de apego con los que crecimos condicionan nuestras relaciones, si bien no las determinan. Dejando de lado el miedo que hemos aprendido, podemos encontrarnos con el otro de una forma sana y esperanzada, actuando en mi cambio con esperanza. ¿Quieres unos consejos para que tu relación sea interdependiente?

Amor y dependencia

¿Amo a la otra persona, o dependo de ella? ¿Es mala la dependencia? Aprendemos a interactuar con los demás sobre la base que dejan nuestros apegos con nuestros cuidadores (los padres). A partir de ahí creamos estilos de apego que condicionan nuestras relaciones adultas. ¿Te identificas con algún estilo de apego? Cuéntame.