Adiós, año viejo

El 31 de diciembre tenemos la posibilidad de evaluar el año viejo y aprender lecciones. Este 2020 no es una excepción, por malo o dramático que haya sido. No dejemos que se vaya sin haber crecido al menos un poco, como individuos y como humanidad.

¿Es posible el distanciamiento social?

¿Son tan irresponsables los que no siguen el distanciamiento social, o es que este es imposible de mantener? El ser humano ha logrado sobrevivir en sociedad por esa adaptabilidad a interactuar, de manera que se ha vuelto una necesidad. Pero podemos encontrar una salida.

La vida es lo que te pasa mientras haces otros planes

Cuando hemos vivido bajo la ilusión de que nuestros planes dependen de los conocimientos, elecciones, familiaridad, competencia o participación que tengamos, llegamos a sentir que no tenemos control de nada ahora que todo es tan incierto. Yo hago planes, y estos se cumplirán siempre y cuando participen de la Voluntad de Dios en mi vida.

No estoy bien

Comprender, aceptar, actuar. Me amo y amo al otro, por eso intento acercarme a él, lejos de la etiqueta y el membrete. Como psicólogos, debemos aproximarnos al dolor del cliente, no a encasillarlo en el síntoma.

Fidelidad y felicidad

Me dejo domesticar, y encuentro mis fidelidades para darle sentido a mi vida. El amor que es fiel a pesar de la distancia, las tentaciones, las debilidades.

Disciplina de los hijos en tiempos pandémicos

El aislamiento impone condiciones especiales dentro del hogar, y por tanto la disciplina debe adaptarse. Saber oír a los hijos y actuar con amor es lo principal, pero sobre todo tiene que ver con privilegiar nuestro autocontrol para poder enseñarlo.

Pensamiento mágico vs. Fe

Creer en un Dios que nos va a conceder todos nuestros deseos, y si no, no existe, es porque cuando pedimos somos malos, o pedimos mal o algo malo. Creemos en la magia, y no tenemos fe en Dios porque realmente no lo conocemos.

Ahora el reto es vivir

Luego del aislamiento, cuando la pandemia haya cedido, debemos buscar salir renovados, fuertes, en lo individual pero sobre todo en lo social. Encontrar el verdadero sentido de vivir.

Contra el aislamiento, Sentido

La vida con sentido es hermosa vivirla, aunque tenga sinsabores y derrotas. Un encierro con sentido es un encierro feliz, al cual le puedo encontrar la esperanza.