Los medios sociales no son la vida

Las redes sociales están modelando nuestra sociedad, no solo a la juventud. Si aprendemos a usarlas como herramientas y no dejar que nos usen, es posible construir comunidades que fomenten el encuentro.

TikTok no es la vida

TikTok, el medio social de mayor crecimiento en los últimos años, puede representar un verdadero riesgo para sus consumidores, mayormente menores de edad. Pero también puede resultar un vehículo privilegiado de encuentro, de educación y saludable entretenimiento. Aprendamos a manejarlo y enseñemos a nuestros hijos a hacerlo.

YouTube no es la vida

YouTube está modelando la sociedad del siglo XXI. Por esto, no podemos dejar de usarlo como una plataforma para el encuentro, la formación y la transmisión de lo bueno, verdadero y bello del ser humano.

WhatsApp no es la vida

WhatsApp es una aplicación que puede generar mucha ansiedad en el usuario por diversas razones. Sin embargo, podemos aprender a usarla positivamente como una herramienta para optimizar la comunicación a través del respeto y la libertad.