Ven a mi casa esta Navidad

Estas Navidades serán diferentes a cualquiera que hayamos vivido. Buscar el encuentro con el otro no necesariamente tiene que ver con darnos un abrazo físico, sino con abrir nuestro corazón al perdón y la reconciliación. Fortalecer los lazos gracias al amor del Niño que nos ha nacido.

Lugares y gente

Lo que se ha dado en llamar “nueva normalidad” es la pretención de continuar con la vida, adaptándose a las nuevas condiciones que nos impone la pandemia. Esto hace que cambiemos la forma de relacionarnos en los espacios físicos y con los demás. Veamos esto como un período especial que nos lleve a una mejor “normalidad”.

¿Es posible el distanciamiento social?

¿Son tan irresponsables los que no siguen el distanciamiento social, o es que este es imposible de mantener? El ser humano ha logrado sobrevivir en sociedad por esa adaptabilidad a interactuar, de manera que se ha vuelto una necesidad. Pero podemos encontrar una salida.

La vida es lo que te pasa mientras haces otros planes

Cuando hemos vivido bajo la ilusión de que nuestros planes dependen de los conocimientos, elecciones, familiaridad, competencia o participación que tengamos, llegamos a sentir que no tenemos control de nada ahora que todo es tan incierto. Yo hago planes, y estos se cumplirán siempre y cuando participen de la Voluntad de Dios en mi vida.

El TOC espiritual.

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) está directamente relacionado con el pensamiento mágico, y no es muy distinto en cuestiones del espíritu. El TOC espiritual lleva a creer que el pecado está en todo y en todos, y a basar la fe en los pequeños ritos más o menos místicos que efectúa cada hora de cada día.