Aceptar no es aprobar

Aceptar a la persona como tal no significa aprobar cualquier cosa que haga. Amarlo incondicionalmente implica no cegarse ante los errores y las debilidades. Una relación en la que existe este equilibrio se construye saludable y sólida. ¿Eres capaz de aceptar sin aprobar?

Le miento a mi psicólogo

No es extraño escuchar que el cliente/paciente no le dice la verdad al terapeuta. En ocasiones, esto es normal y saludable, en otras responde a mecanismos de defensa que se deben trabajar para poder sortear, y en otros directamente se muestra como un rechazo a colaborar con el proceso. Entender la dinámica de la terapia ayuda no solo al profesional, sino al cliente y se pueden enfocar en la salud mental como objetivo. ¿Cuánto le has ocultado a tu terapeuta?