Mala gente

Es frecuente que califiquemos a las personas como buena o mala gente porque vemos que hacen algo bueno o malo. En contraste, cuando nosotros cometemos errores, seguimos pensando que somos buenas personas víctimas de las circunstancias. En realidad, todos tenemos una libertad condicionada que nos impide actuar siempre como quisiéramos, correctamente. ¿Divides al mundo entre buenos y malos según sus actos?

Obras son amores

En términos objetivos, el amor se demuestra con obras; en lo subjetivo no siempre sentimos que los hechos demuestren amor. Conviene entender que debemos separar las personas de sus actos para poder amar a las personas de manera incondicional y valorar los actos en tanto son buenos o malos. ¿Amas a las personas o las juzgas por sus actos?