Patología de la religión

Más allá de ver a la religión como enfermedad o como cura en sí misma, podemos encontrar personas en las cuales lo religioso es un síntoma. Evaluemos nuestra propia fe (o falta de ella) para construir una relación saludable con lo trascendente.

Confrontar con la muerte

Entender la muerte de un ser querido implica entender la finitud del ser humano. Darle sentido significa descubrir el legado de amor que nos deja esa persona, a pesar del vacío y el dolor.