Conflictúame, por favor

Solemos pensar que el conflicto es algo malo, porque hemos aprendido que debemos tener la razón. Y de ahí surge un conflicto interno que se refleja en el externo: no sé si vale la pena discutir. Todo se trata de saber cómo y buscar el crecimiento. ¿Cómo manejas tus conflictos?

Santidad y psicología

Hoy pensamos que la santidad está pasada de moda, o que está reservada a unos pocos. Algunas corrientes psicológicas han etiquetado al santo como un enfermo mental. Podemos entender, en cambio, la santidad como un verdadero equilibrio entre lo que somos y lo que debemos llegar a ser. Ahí está la salud mental. ¿Has sentido un llamado a la santidad?

El poder del no

Muchas veces evitamos decir “no” rehuyendo el conflicto que puede ocasionar. Frecuentemente, lo evitamos con nosotros mismos, cayendo en la comodidad y la inacción. Enseñar a respetar el no del otro es importante para los niños, porque así crecen seguros, con amor propio y con capacidad de respeto. ¿Sabes decir “no”?

Siempre en la mitad

Es frecuente que sintamos que nos debatimos entre dos ideas, y con ellas entre dos personas que las defienden. Ser mediadores implica conocer ambas posturas para tener nuestra propia voz y defender la nuestra, sin temor a dañar a nadie con ello.