Saber improvisar

Tenemos un concepto negativo de la improvisación, y sin embargo nos pasamos la vida improvisando, pues no tenemos guiones escritos. El punto está en saber improvisar, construirnos estructuras y ensayar. ¿Cuán bien se te da la improvisación?

Creatividad: la llave maestra

Los dramas vitales nos tiran al suelo, pero podemos transformar eso en un trampolín hacia la eternidad. En este sentido, la cantata BWV 25 de Johann Sebastian Bach es muy interesante, al convertir las pruebas de la vida en un legado para la posteridad a través de la creatividad, la llave que abre todas esas puertas, aparentemente cerradas.